Licencia de Actividad de Inmobiliaria

Si te has preguntado como abrir una inmobiliaria en España, en este artículo te desglosamos todos los pasos que tienes que dar y para conseguir la licencia de actividad de inmobiliaria. Se trata de un negocio muy atractivo y que reporta grandes beneficios.

Más información

Empezamos!

0$

Comprueba tu correo. Un técnico se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad posible.

Información Inicial

Configura tu proyecto de actividad y obtén un presupuesto a medida al momento

Verifica la actividad que quieres llevar a cabo

¡Faltan campos por completar!

Siguiente

Trabajos previos

Para realizar los trabajos previos a la obtención de la licencia, necesitamos algo de información acerca de tu local.



¡Faltan campos por completar!

Siguiente

Licencia de Actividades

¿Necesitas tramitar una nueva actividad, o estás pensando en realizar un traspaso?



Tu proyecto consta de una superficie superior a 500m2,

es posible que necesites informe previo en materia de incendios


(Los técnicos revisarán si esta partida es necesaria en tu proyecto)

¡Faltan campos por completar!

Siguiente

Proyecto de Obras

¿Has pensado en hacer reformas en el local? Si es así, por pequeñas que sean, vas a necesitar uno de los siguientes permisos:





¿Que grado de detalle quieres en el proyecto?




¡Faltan campos por completar!

Siguiente

Proyecto de Instalaciones

¿Estás pensando en modificar o añadir instalaciones en tu local?

Selecciona las que necesites:

Proyecto de instalación Eléctrica

Proyecto de Instalación de Climatización y Ventilación

Proyecto de instalación receptora de Gas

Proyecto de Instalación de Fontanería y Saneamiento

¡Faltan campos por completar!

Siguiente

Dirección de Obras

Recuerda que si vas a realizar obras, recomendamos siempre disponer de un técnico responsable que supervise el trabajo de los industriales

Al no haber seleccionado reformas, no necesitas ningún tipo de supervisión técnica





Obligatorio al realizar:

  • Obras Mayores

¡Faltan campos por completar!

Siguiente

SUBTOTAL

21%

¡Faltan campos por completar!

Siguiente

Etapa de tu proyecto

Cuéntanos en qué etapa está tu proyecto actualmente





¡Faltan campos por completar!

Siguiente

¡Tu presupuesto está listo!


Presupuesto listo

Honorarios

Descripción Información Cantidad Precio
Descuento:
Total:

Recibir presupuesto

Toda la información para obtener tu proyecto

Cómo abrir una inmobiliaria: requisitos

Según datos del Consejo General del Notariado en España, la compraventa de viviendas subió un 15,49 %, en abril de 2022. Una de sus consecuencias es que se realizaron más de 60 000 transacciones en ese mes. Esto es solo un pequeño dato de cómo se ha recuperado el sector, tras el parón del covid.

Por tanto, la idea de abrir una inmobiliaria como proyecto de negocio tiene más sentido que nunca. Pero ¿cuáles son los requisitos? ¿Puede hacerlo cualquiera? ¿Qué profesionales intervienen? Una de las grandes ventajas de este sector es que puedes abrir un negocio inmobiliario sin tener experiencia. Una diferencia con otros negocios es que no vas a necesitar hacer un trámite específico para ponerlo en marcha. Eso sí, para crear una inmobiliaria es básico concretar los pasos que exponemos a continuación.

1. Decidir cómo tributar

La legislación española permite al trabajador adoptar una figura laboral entre varias opciones. Una de las más utilizadas es la de autónomo, convirtiéndote en un API (agente de la propiedad inmobiliaria) sin necesidad de local. Para legalizar este trámite tendrás que:

  • Darte de alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores de la Agencia Tributaria (modelos 036 y 037).
  • Darte de alta también en el régimen RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).
  • Colegiarte como agente de la propiedad inmobiliario en tu comunidad autónoma. Hace unos meses era un trámite voluntario, pero hoy ya es obligatorio.

Otra posibilidad es crear una sociedad con el objetivo de montar tu propia empresa. En este caso, lo mejor es que acudas a un asesor para que te explique bien todos los trámites. Puedes encontrar estos servicios en una oficina técnica online donde buscar el proyecto en concreto que te interese y pedir presupuesto. Con ellos no solo aceleras el proceso, sino que en algunos casos se encargarán de registrar los permisos ante el ayuntamiento en cuestión.

2. La licencia de actividad de inmobiliaria

Un aspecto básico para legalizar tu nueva actividad es conseguir la licencia de apertura de la inmobiliaria. Para tramitarla, habrás de acudir al ayuntamiento donde vayas a ejercer la actividad o poner la oficina, si la hubiera. No te olvides de llevar la siguiente documentación:

  • Copia y original de una comunicación previa o declaración responsable, en la que te comprometes a cumplir con las ordenanzas de la localidad.
  • Es recomendable que te revise la declaración un técnico cualificado y especializado en estos informes. Los ingenieros y los arquitectos son los más recomendables.
  • Adjuntar documentación técnica que justifique lo que indicas en la declaración.

Es importante matizar que no todas las localidades piden esta licencia. De hecho, la ley para la liberación del comercio (12/2012) indica que no es obligatoria, en general, en España, aunque con algunas excepciones. Entre ellas, que el negocio no cuente con un local de más de 300 metros cuadrados. Para evitar que no haya errores o dudas que pongan en entredicho la legalidad de tu negocio, lo mejor es que consultes a los expertos que hemos mencionado.

3. Cómo abrir una inmobiliaria en franquicia

Las franquicias son otro modelo interesante para considerar a la hora de pensar cómo abrir una inmobiliaria. Eso sí, hay que estudiar sus ventajas e inconvenientes. Sobre todo, está pensado para quienes temen hacerlo en solitario o creen que es muy arriesgado.

Entre los pros para ser franquiciado está que vas a ahorrar mucho trabajo previo en labores como difusión y creación de la marca. Los clientes ya te conocen y te tendrán cierto reconocimiento nada más abrir. Además, las franquicias tienen un recorrido consolidado en el mercado y un nivel de penetración que, en el mejor de los casos, te costaría meses o años conseguir por ti mismo.

Por el contrario, ser franquiciado significa tener que pagar un canon a la marca, de forma periódica. También deberás trabajar respetando ciertos procedimientos y normativas que estén asociados con la cultura corporativa original. En definitiva, vas a tener mucha menos libertad en la toma de decisiones.

Projectum aporta valor al sector inmobiliario
Projectum aporta valor al sector inmobiliario

Cuánto cuesta abrir una inmobiliaria

Además del aspecto técnico y administrativo, una de las grandes preguntas que te harás es cuanto cuesta abrir una inmobiliaria. Al igual que ocurre con otros negocios físicos, tendrás que calcular los salarios de tu equipo y el alquiler de la oficina, si tuvieras. Estos son los dos principales gastos que te ahorras si solo estás tú y no cuentas con un local porque trabajas de forma online.

En cualquier caso, al abrir este negocio incurrirás en una serie de gastos (algunos fijos) que no podrás eludir. De hecho, entre los requisitos para abrir una inmobiliaria está el poder hacer frente a un importante desembolso de dinero.

Impuestos

De los impuestos nadie se libra y tú, como profesional inmobiliario, tampoco. El primer gasto que tendrás que afrontar mensualmente si eres profesional por cuenta propia es el de la cuota de autónomo, ante la Seguridad Social.

El importe varía en función de tu comunidad autónoma, la base de tu cotización y el tiempo que lleves dado de alta. Puede ir desde los 50 hasta más de 300 euros, aunque es un modelo donde, en general, hay menor coste asociado.

Si has creado una sociedad y te pones nómina, como un empleado más, tu empresa tendrá entidad jurídica y ventajas fiscales. El problema es que la gestión es mucho más complicada e incurrirás en más gastos.

Herramientas para trabajar

Tanto si vas a trabajar en oficina o desde casa, necesitarás un mínimo de herramientas informáticas para poder hacer tus gestiones. Es cierto que muchas de ellas tendrán versiones gratuitas pero, a medida que crezca tu negocio, te demandará más funcionalidades. Esta es una lista básica de hardware y software para un agente inmobiliario:

  • Ordenador e impresoras. Si de vez en cuanto tienes que moverte de sitio para trabajar, lo mejor es que tengas un portátil y te olvides del ordenador de sobremesa. Un buen portátil, con una autonomía aceptable y nivel de almacenamiento ronda los 1000 euros. Con respecto a la impresora, te puede ser útil funciones como conexión USB o bluetooth (unos 300 euros).
  • Un CRM donde llevar el control de tus clientes, la cartera con las propiedades y que publique automáticamente en portales inmobiliarios (entre 30 y 100 euros, al mes). Existen multitud de CRM de diferentes marcas y con funcionalidades muy diversas. Para comenzar no hace falta que sea muy sofisticado pero sí escalable, es decir, que crezca junto a ti. Es interesante el modelo as a service, donde solo pagas por lo que usas y no compras ninguna licencia.
  • Herramientas de gestión, como Microsoft Office (unos 150 euros al año) o Google Drive. Se va a convertir en la columna vertebral de tu negocio, así que procura elegir una que satisfaga tus necesidades.

Equipo

Aunque no tengas empleados, seguramente necesitarás algunos colaboradores o un asistente que realice diferentes tareas. En este sector hay mucho trabajo por hacer: responder y contactar con clientes, buscar inmuebles, mandar correos electrónicos y muchas otras gestiones. Son tareas sencillas, pero que consumen demasiado tiempo.

En cualquier caso, el coste de un empleado es de unos 1400 euros, contando impuestos. Si son colaboradores que también se dedican a vender, puedes contratar a autónomos y te saldrá más barato. Puedes buscar fórmulas para incentivar al trabajador y reducir el porcentaje de tu presupuesto dedicado a él, por ejemplo, pagándole un porcentaje de sus ventas.

Otros gastos

Para un agente inmobiliario es imprescindible tener cuenta premium en los diferentes portales inmobiliarios. Los precios son muy variables y también tienen mucho peso el número de ventas que hagas al mes y el volumen de tu cartera. Calcula que puedes gastarte alrededor de 500 euros solo en portales inmobiliarios digitales.

Además de esto, contar con una página web propia, donde colgar tus inmuebles, actualizando la información de forma regular, puede ser una buena manera de depender menos de los portales ajenos. Esto también te costará parte de tu presupuesto, sobre todo al principio, para que te diseñen y dejen la web a tu gusto. El precio puede rondar los 1000 euros. A esto hay que añadirle los servicios de marketing digital para que aparezca en buscadores o en las redes sociales. Algunas empresas venden el paquete completo de web y marketing. Esta opción es más económica.

En conclusión, en este artículo te hemos hablado de los primeros pasos para que sepas cómo abrir una inmobiliaria. Se trata de un negocio muy atractivo que puede darte muchos beneficios, si atendemos a los últimos datos de compraventa de vivienda, en España. Para comenzar, es vital que te registres en una modalidad laboral, a efectos tributarios, y que contrates a un especialista para iniciar los trámites, como los que te ofrecemos en Projectum. También necesitas conocer los gastos que tendrás que afrontar con tu negocio. ¡Adelante y buena suerte!

Abrir chat
¿Hablamos?
¿Necesitas asesoramiento técnico?
¡Habla directamente con nosotros!